Stanley Mayer, el inventor del motor de agua que murió envenenado

Noticias de la Sierra de Cadiz Noticias sobre la sierra de cadiz y sus pueblos, información local sobre covid19 coronavirus

 

Treinta años de investigación permitieron a Meyer crear un dispositivo en el interior de un motor de combustión que producía hidrógeno y oxígeno de agua, usando electricidad, bajo los principios de la llamada electrólisis del agua. Sin ser científico su proyecto suscitó interés hasta en el Pentágono. 





Extrañamente, los inventores de tan fascinante trabajo parecen haber sido intimidados para que detuvieran su ingenioso trabajo o fallecieran en situaciones bastante extrañas.

Stanley Meyer, (uno de los inventores), fue el responsable de diseñar un dispositivo que se creía capaz de hacer funcionar cualquier automóvil solo con tan solo algunos litros de agua.

Stanley Meyer Coche motor Agua , Auto propulsado por agua, free energy

Se pudo comprobar que el automóvil, estuvo equipado con dicho dispositivo y tenía la capacidad de viajar por todos los EE.UU.. Con tan solo 22 galones de agua. Stanley Meyer estaba seguro de que su trabajo había sido reconocido por otras instituciones, ya que obtuvo interés del Pentágono e incluso supuso honores por su trabajo. Además, el Instituto Británico de Energía Avanzada envió a una persona para investigar su cuerpo de trabajo.

"Recientemente enviamos una delegación para presenciar el trabajo de Stan, para realmente evaluarlo. Este es uno de los inventos más importantes del siglo".





El video que el gobierno y las petroleras no quieren que veas

Desafortunadamente, las mismas personas que parecían reconocerlo le condujeron a su misterioso declive. La vida de Stanley Meyer quedó en suspenso un día, mientras cenaba con su hermano (su hermano gemelo) y un par de inversores belgas. Repuestos freidora sin aceite tefal

El propósito de la cena fue una celebración de su trabajo, pues el vehículo que funcionaba con agua, estaría patentado en poco tiempo. Todo iba bien, hasta que Meyer bebió de su taza de jugo de arándano. De repente, comenzó a ahogarse, y se agarró tocándose el cuello mientras salía disparado del comedor mientras vomitaba violentamente.





Mientras agonizaba en los brazos de su hermano, sus últimas palabras fueron: “Me han envenenado. Aunque la causa de la muerte fue oficialmente clasificada como aneurisma cerebral, es increíblemente sospechoso que sus últimas palabras parecieran ser un intento de asesinato. Piénsalo, el vehículo de Meyer que funciona con agua podría ser un obstáculo inmenso para el margen de ganancias de la industria petrolera. Una cosa es segura, los grandes jugadores estaban muy interesados ​​en el trabajo de Meyer.


Se habían obtenido inversiones y notoriedad de todas las grandes compañías petroleras, a las empresas de inversión, y se rumoreaba que el gobierno también lo había hecho. Al final, Stanley recibió una enorme oferta por su patente, en el umbral de mil millones de dólares, de grupos tan grandes. Stanley era una persona rara, una de las que quería genuinamente mejorar el mundo a través de su trabajo.

¿Será que algún día podamos tener algo bonito?

No, mientras las grandes empresas y monopolios existan, eso es seguro.

Si el artículo te gustó, compártelo con tus amigos.

Te invito a ingresar a nuestro grupo en FB: Dando click aquí,  publicamos artículos todos los días. 

No olvide guardar la página:  Dimensionalterna.net  para ver más contenidos después.

Stanley Mayer, el inventor del motor de agua que murió envenenado

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail bitelchux@yahoo.es y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20