El misterioso disco del Principe SABU de 5.000 años de antigüedad

Noticias de la Sierra de Cadiz Noticias sobre la sierra de cadiz y sus pueblos, información local sobre covid19 coronavirus

 

El disco de Sabu sigue intrigando a todos los egiptólogos que han tenido la oportunidad de estudiarlo. El primero de ellos fue Sr. Brian Walter Emery (su descubridor) uno de los egiptólogos más importantes del siglo XX, autor del libro Archaic Egypt de 1961, considerado un clásico de la egiptología, pues sigue constituyendo una clara referencia bibliográfica para el estudio y comprensión de los orígenes de la Civilización del Antiguo Egipto





El disco se encontró en 1936, mientras se realizaban excavaciones en la tumba del príncipe Sabu, un gobernador de la Primera Dinastía e hijo del famoso Faraón Adyib. Este último fue el quinto gobernante de la Primera Dinastía y sucedió al poderoso Faraón Den (3000-2800 aC).


La Necrópolis de Saqqara (Jose Javier Martin Espartosa)

Entre los utensilios funerarios encontrados dentro de la tumba, Emery se sorprendió con un objeto que inicialmente definió como: “un objeto en forma de cuenco”.

Años más tarde, Emery, haría este comentario:

"Después de todo este tiempo, el cachivache! No ha podido tener una explicación satisfactoria". 

La tumba en donde fue encontrado, constaba de siete cámaras funerarias, cada una de las cuales estaba cubierta de diversos objetos funerarios.

La sala más grande contenía el cuerpo del príncipe Sabu, que estaba acompañado de muchos elementos funerarios. Pero un elemento se destacó: un disco misterioso, roto en numerosos pedazos.






Una vez que el disco de Sabu se reensamblado cuidadosamente, este se asemejó a un cuenco de fondo redondo, con tres lóbulos curvados extremadamente finos a intervalos de aproximadamente 120 grados alrededor de la periferia del cuenco.

Estos lóbulos estaban separados del borde por tres agujeros biconvexos.

El disco tendría 61 centímetros de diámetro y 10,6 centímetros de altura en la zona central.  

Está hecho con metasiltstone (esquisto), una roca muy quebradiza, que sería extremadamente difícil de tallarespecialmente con detalles tan delicados; lo que hace que los tres pliegues del disco sean increíblemente frágiles.


El disco de Sabu (Gretarsson / Dominio público)

 ¿Cómo habrían tallado el disco con tan finos detalles?

Al hacer esta pregunta, debemos considerar la edad del disco.

La tumba del príncipe Sabu data de alrededor del 3000 a. C., ¡lo que hace que el disco tenga al menos 5.000 años de antigüedad!

Se cree que las herramientas utilizadas en ese entonces estaban hechas de piedra y cobre, lo que haría que la artesanía fina fuera bastante desafiante, si no imposible, especialmente en un material tan frágil como la piedra de esquisto.

De alguna manera, el Disco de Sabu se descubrió en la tumba de un noble de la Primera Dinastía, descubrimiento que, según los expertos, no debería ser ni existir.





¿Cuál sería el propósito de este misterioso objeto?

A lo largo de los años, surgieron muchas teorías convincentes.

Casi inmediatamente después de su descubrimiento, el disco fue "descartado" como un "jarrón" o "quemador de incienso". Muchos creen que esto está muy lejos de la verdad.  freematureporn41.1blogs.es

Según la egiptología, la rueda se introdujo en Egipto a finales del Imperio Medio en 1840 A.C. con la invasión de los Hicsos, que la utilizaron, entre otras cosas, en sus carros de guerra. 

Entonces, ¿Cómo pudo existir una rueda 1.400 años antes de la invasión de los Hicsos?

El egiptólogo Cyril Aldred llegó a la conclusión de que, independientemente del objeto, su diseño correspondía a la reproducción de un objeto más antiguo.


Simulación gráfica del objeto

"La rueda de esquisto apareció en la tumba del príncipe Sabu, junto con otros objetos extraños hechos de cobre, prácticamente el único metal conocido por los egipcios en ese momento. La duda salta cuando pensamos en cómo pudieron diseñar un objeto tan delicado y estructuralmente complejo hace más de 5.000 años." 

Agregó Cyril Aldred

"Una estructura que, con extraños cortes o palas curvas, nos hace pensar que dicho el objeto se usó en un medio líquido. Este detalle, junto con el orificio que sobresale en la parte central, nos hace sospechar que el objeto es una pequeña parte de algún mecanismo más complejo, que se salvó gracias a una reproducción en piedra que, por alguna razón desconocida, un artista realizado con unas herramientas no menos desconocidas".

Concluyó

También es una coincidencia, que este misterioso objeto coincidiera con el diseño de una de las piezas que la empresa Lokheed Missile and Space Company desarrolló para encajar herméticamente dentro del cárter lleno de lubricante de un motor. 


Algunos ufólogos creen que el disco de Sabu es una reproducción en piedra de un objeto que se utilizó como parte de un avión antiguo. 

El investigador suizo y autor del libro "¿Fueron los dioses astronautas?", Erich von Daniken, también coincide en que el objeto podría ser la reproducción de alguna nave espacial que los egipcios visualizaban en los cielos. 





Argumenta que durante la Segunda Guerra Mundial, los soldados estadounidenses establecieron una base en Papúa Nueva Guinea. Los aborígenes locales vieron a los extraños traer equipos, aviones y varios tipos de armas. La guerra terminó y los estadounidenses se fueron. Pero los aborígenes comenzaron a recrear en piedra, madera y paja, los objetos vistos antes. 

Más tarde, el mismo Daniken encontró copias de paja y madera de walkie-talkies, aviones, armas y hasta tatuajes.


La hipótesis de Daniken parece interesante, porque después de las excavaciones, se encontraron una gran cantidad de objetos antiguos que se asemejan a la tecnología actual o naves extraterrestres.

Además, el investigador está convencido de que los extraterrestres visitaron la Tierra hace 14.000 años, dejando un recuerdo de sí mismos en forma de hábil imitación de materiales de desecho.

Sea lo que sea, este objeto encontrado en una tumba egipcia que tiene al menos 5.000 años sigue siendo uno de los misterios mejor guardados sin explicación.

Mientras tanto...

Los adoradores de avionetas del Pacífico siguen montando guardia las veinticuatro horas del día esperando la llegada del "rey de América" que probablemente nunca llegará.


Si el artículo te gustó, compártela con tus amigos.

Te invito a ingresar a nuestro grupo en FB: Dando clic aquí, publicamos artículos todos los días. 

No olvide guardar la página:  Dimensionalterna.net para ver más contenidos después.

El misterioso disco del Principe SABU de 5.000 años de antigüedad

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail bitelchux@yahoo.es y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20