El Faraón Akenatón «podría ser un hibrido extraterrestre» nuevas investigaciones así lo confirman

Noticias de la Sierra de Cadiz Noticias sobre la sierra de cadiz y sus pueblos, información local sobre covid19 coronavirus

 

En ese contexto de dudas y enigmas, existen amplias posibilidades pues Egipto está lleno de misterios que aún no se han podido revelar.

La construcción de la Gran Pirámide genera situaciones que desconciertan a los eruditos, teniendo en cuenta que estaban muy adelantados a su época. Las pirámides tienen muchos detalles interesantes que contar, porque "hasta" están alienadas con ciertas combinaciones estelares y encima son espacios que acumulan energía, entre otras cosas.





      

Siguiendo esta premisa, las pirámides son un misterio aún sin resolver y Akenatón parece ser uno de ellos, o al menos es el Faraón que genera más sospechas sobre su proceder.

El faraón Akenatón o Ajenatón, fue un Faraón que reinó entre el 1353 y el 1336 antes de Cristo. Fue el décimo de su dinastía y reinó unos diecisiete años, aunque esto no está muy claro, debido a que durante su reinado desaparecieron muchas pruebas sobre su existencia.

El Faraón Akenatón «podría ser un hibrido extraterrestre» nuevas investigaciones así lo confirman

 

 

 





      

Akenatón, del que hay muchas menos evidencias y pruebas que de otros faraones egipcios, realizó cambios religiosos y políticos que llevaron a los egipcios a la locura más absoluta al eliminar a más de 2 mil deidades, pues éste, cansado de lo de siempre, decidió que los egipcios abandonaran el culto a los múltiples dioses que tenían y adoraran a un único dios, (el dios Atón), del cual él y su esposa Nefertiti se erigieron representantes únicos en la tierra.

El dios Atón, al contrario que el resto de los dioses, que eran humanos con cabezas de animales y cosas así, era un disco solar con unos rayos que acogían a todo lo que había a su alrededor (¿La representación de un OVNI?) que al parecer representaba al sol de la tarde, el cual se dedicaba a dar luz y calor a todo aquel que le rendía pleitesía.

Akenatón estaba tan obsesionado con ese dios parecido a un OVNI, que fundó una nueva capital llamada Ajetatón y mandó realizar numerosos patios y estructuras abiertas en las que el dios Atón, el disco solar, pudiera ser adorado.





      

Akenatón, además de imponer una religión monoteísta alrededor de la figura de una bola de luz semejante a un OVNI y de erijirse como una divinidad en la Tierra junto a su mujer quitando de un solo golpe a toda la casta clerical de su época, fue un faraón con un físico muy peculiar que intriga.

Calamares en freidora sin aceite

Al contrario que el resto de faraones, que ordenaban a los artistas que les esculpieran y pintaran con las espaldas anchas y la cintura estrecha, Akenatón ordenó que le representaran tal y como era, lo cual ha permitido especular ampliamente con su físico.

Akenatón tenía el vientre abultado y el cuerpo estrecho y fino, y las extremidades, largas y delgadas, completaban un cuerpo muy afeminado adornado por un rostro excesivamente afilado y andrógino que acababa en un cráneo tremendamente alargado. 

El cráneo de este faraón, encontrado cuando se abrió su tumba siglos después, era tan alargado que la teoría de que hubiera sido deformado en la infancia fue muy poco probable.

Algunos han apuntado a que dicho cráneo pudo ser el resultado de algo llamado el síndrome de Marfan, pero este síndrome implica esterilidad en quien lo padece, y Akenatón tuvo varios hijos, (entre ellos el famoso Tutankamón), lo cual hace que dicho síndrome tampoco seaposible.

 

 





      

Además, hay que decir que su mujer Nefertiti y sus hijos también tenían el cráneo alargado, y eso ha dado pie a que se piense que pudo haber ADN alienígena en aquella época y que a lo mejor existieron familias o linajes enteros con ese ADN. Se dice que estos rasgos habrían sido adoptados por otras culturas alrededor del mundo sometiendose a duros procesos de alargamiento de cráneo, ciertamente para imitar a deidades con poder y estatus social, algo así como la copia de la copia de la copia del original.

El reinado de Akenatón desapareció de forma misteriosa, pues no se sabe si éste fue asesinado ( él y algunas de sus hijas murieron en extrañas circunstancias) o si huyó a algún sitio, y no hay nada que haya podido aclararlo, aunque sí se sabe que tras su muerte se destruyó la capital que había fundado, se abandonó al dios Atón y se destruyeron muchos monumentos, además de todos los papiros y documentos de su reinado.

¿Quizá los egipicios descubrieron que la familia real era una familia con ADN alienígena y decidieron acabar con todo lo que éstos habían hecho? No se sabe si esa es la respuesta a dicha pregunta, pero muchos estudiosos piensan que podría serlo.

Como sea que sea, Egipto siempre seguirá siendo un gran misterio y una fuente inagotable de teorías, las cuales acaban llevando a la idea de que en la antigüedad pudo haber vida extraterrestre en la Tierra.

Si el artículo te gustó, te invito a compartirlo con tus amigos y a formar parte del grupo de misterios en FB:  Dando click aquí  hay artículos todos los días.

No olvides guardar la página:  Dimensionalterna.net  para ver más contenidos después.

 

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail bitelchux@yahoo.es y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20