3 razones basadas en la evidencia El perdón es bueno para la salud

Noticias de la Sierra de Cadiz Noticias sobre la sierra de cadiz y sus pueblos, información local sobre covid19 coronavirus

  3 razones basadas en la evidencia El perdón es bueno para la salud



Los seres humanos somos criaturas sociales y, como tales, nuestras relaciones son cruciales para nuestra salud y bienestar. Sin embargo, nuestras relaciones siempre están cambiando. Seamos realistas: ninguno de nosotros es perfecto, lo que significa que las personas no están de acuerdo, cometen errores y se comunican mal, lo que genera tensión y sentimientos negativos.



Aquí es donde entra el perdón. A veces puede ser extremadamente difícil llegar a un punto en el que puedas perdonar a alguien. No pasar por el proceso del perdón puede parecer más fácil en este momento, pero tendrá un impacto muy real en tu salud, tanto física como mental.



Everett L. Worthington Jr., Ph.D., es profesor en la Universidad Virginia Commonwealth en Richmond. Su investigación psicológica se especializa en el perdón y cómo las personas alcanzan un estado de perdón verdadero. De acuerdo con su trabajo, la forma en que las personas finalmente se preparan para perdonar varía, sin embargo, generalmente se dividen en dos categorías: perdón por toma de decisiones y perdón emocional.



“Puede experimentar un cambio en sus emociones y luego decidir perdonar”, explica el Dr. Worthington. “O puedes decidir perdonar primero y experimentar esos cambios emocionalmente más tarde”.



Si ha estado luchando por perdonar a alguien en su vida (o incluso a usted mismo) y necesita un empujón en la dirección correcta, aquí hay tres formas respaldadas por evidencia en las que el perdón afecta su salud.



El perdón te ayuda a manejar el estrés


Búsquedas anteriores muestra que la ira, la hostilidad y el estrés son los sentimientos que alberga y no puede perdonar.



Este estudio de 2016 publicado en Anales de medicina del comportamiento reveló que las personas que podían perdonar percibían una disminución de su estrés, lo que conducía a una disminución de la angustia psicológica.



“Aunque el perdón no es la única estrategia disponible para hacer frente a la adversidad, según este modelo de perdón, es una de las respuestas más efectivas para reducir la percepción de estrés y mejorar la salud”, escriben los autores del estudio.



Por otra parte, la presencia de la fatiga la hormona cortisol afecta negativamente a nuestro cuerpo de varias maneras. Por ejemplo, se sabe que el cortisol crónicamente elevado reduce el tamaño de partes del cerebro, incluido el hipocampo, que es la parte del cerebro que transforma las experiencias en recuerdos.



Según Worthington, esto podría significar que no poder perdonar y dejar de lado los rencores podría afectar la memoria. En un estudio de 2018 publicado en Neurología, los investigadores estudiaron cómo los niveles de cortisol en la sangre afectaron la memoria en más de 2200 personas sanas de mediana edad. Descubrieron que las personas con niveles elevados de cortisol en la sangre a lo largo del tiempo, en particular las mujeres, tenían peor memoria y se desempeñaban peor en las pruebas cognitivas. También parecían tener menos materia gris en otras partes del cerebro. Noticias de izquierdas para Murcia y España Noticias de izquierdas



El perdón es excelente para la salud del corazón.


El perdón activa el sistema nervioso parasimpático, que ralentiza la respiración y el ritmo cardíaco y aumenta la digestión. Se conoce como la respuesta de “descansar y digerir”, lo opuesto a la respuesta de “luchar o huir”.



El simpático y el sistemas nerviosos parasimpáticos trabajando en conjunto, permitiendo que su cuerpo funcione normalmente y regule cosas como la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Sin embargo, si una persona está bajo estrés crónico (lo que puede suceder si alguien se aferra a la ira), el cuerpo puede permanecer en la respuesta de lucha o huida durante demasiado tiempo.



Para evitar que esto suceda, las personas deben tratar de activar el sistema nervioso parasimpático para calmarse, y esto incluye practicar el perdón. Esto podría afectar los resultados de salud a largo plazo, como la función cardiovascular, y también podría ser un predictor de mortalidad según un estudio publicado en Revista de medicina conductualquien descubrió que perdonar a los demás se asocia con un riesgo reducido de mortalidad por todas las causas.



El perdón te ayuda a pensar menos


Negarse a perdonar engendra melancolía, lo que significa reproducir algo una y otra vez en la mente. “Todos reflexionamos”, dice Worthington, “pero la forma en que lo reflexionamos es un poco individual. Algunas personas lo hacen con enfado, otras reflexionan desesperadamente o se sienten deprimidas”. Si la rumiación se convierte en un hábito constante, puede conducir a trastornos psicológicos.



Estos pensamientos repetitivos pueden eventualmente conducir a trastornos de ira, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno de estrés postraumático, ansiedad, depresióno trastornos psicosomáticos, que es cuando el estrés o la ansiedad se manifiestan físicamente como dolor de estómago o migraña.



Es probable que las personas que perdonan continúen rumiando, sin embargo, podrán dejar de lado la amargura y la ira resultantes, reduciendo efectivamente sus efectos tóxicos en su salud mental y física.





Contenido original



MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fromthesource.link/2022/06/24/3-razones-basadas-en-la-evidencia-el-perdon-es-bueno-para-la-salud/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail bitelchux@yahoo.es y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20